¿Qué hacen (y no hacen) los exitosos en su primera hora de trabajo?

Si la primera hora de trabajo es tan importante como dicen, lo mejor es seguir consejos de personas exitosas en su trabajo. Fast Company recopiló algunas ideas y nosotros te las traemos, más algunas recomendaciones adicionales.

Suena el despertador: a la ducha, desayuno, a la calle, oficina... Comienza un nuevo día en la rutina, pero... ¿En qué deberíamos enfocar nuestros esfuerzos cuando llegamos a nuestro espacio de trabajo? ¿O es que da lo mismo?

No, la primera hora es clave. Esos 60 minutos que nos conectan con la jornada laboral son mucho más importantes de lo que pensamos. Hay muchas recomendaciones dando vueltas por ahí, sin embargo todas confirman lo mismo: la primera hora de trabajo sienta las bases del resto del día. Así que si llegas con toda calma a hacerte un café, revisar mails, ponerte al día en detalle con tus compañeros de trabajo, piénsalo dos veces: te conviene dejarlo para después.

En Fast Company se preguntaron qué hace la gente exitosa en su primera hora de trabajo. De seguro ahí hay algo que imitar. Salieron a recopilar opiniones entre los gurús de la tecnología y especialistas, y como resultado salieron diferentes técnicas que cada uno usa para tener un buen día de trabajo. Aquí una selección:

1. No revises el mail... ¡Pero en serio!

Revisar mails en la mañana distrae.

Comprobado. Probablemente muchos mensajes no se relacionen con alguna tarea importante o urgente, pero igual los leeremos. El fundador de Tumblr, David Karp nunca revisa sus mails hasta las 10 de la mañana. Está convencido de que si hay algún asunto realmente importante, alguien lo va a llamar para avisarle. Con esto, incluso en el día más colapsado, se tiene la sensación de que se hizo realmente algo. Bueno, y para qué decir: meterse a Facebook es peor.

2. Adquiere conciencia: Sé agradecido.

El ánimo es fundamental. Influye la manera en cómo vemos nuestro ambiente de trabajo, tareas y metas. Tony Robbins, gurú mundial de autoayuda recomienda crearse una "Hora de Poder" (si no se tiene una hora, entonces 30 minutos ó 15 al menos) al principio del día. Robbins recomienda incluir en este espacio ejercicio liviano, conjuros motivacionales y agradecimientos. Así se comienza con una actitud muy diferente. Si esta hora o minutos de poder no parece algo alcanzable, por lo menos tomarse un momento para agradecer las cosas por las se siente gratitud en la vida, que es algo bastante simple de hacer: agradecer por uno mismo, por los amigos, la familia, el trabajo, etc. Después de eso, dice Robbins, visualizar lo que queremos en la vida.

3. La rana

Hay que comerse una rana viva a primera hora, después de eso todo es más fácil. Esta idea transmite Bryan Tracy en su famoso libro de gestión del tiempo Eat That Frog: partir con la dificultad.

Cargar todo el día con la mochila de alguna tarea pesada que uno está procrastinando es la peor forma de avanzar

, porque nos interrumpe los pensamientos y nos preocupa constantemente. Por eso hay que deshacerse de ella lo más pronto posible. Después de que la princesa le da el beso a la rana, probablemente nada en su día podrá ser peor, ¿o no?

4. Frente al espejo: ¿Quiero hacer esto?

Sentirse vacío profesionalmente es de los peores síntomas, sobre todo cuando para la mayoría de las personas significa más de un tercio de cada día de su vida. Deberíamos considerar lo que dijo el genio de Apple en uno de sus discursos más conocidos. Steve Jobs contaba que a sus 17 leyó una cita que decía "Si vives cada día como si fuera el último, algún día lo más seguro es que estarás en lo correcto". Desde ese momento, todas las mañanas se miraba el espejo y se preguntaba: "Si hoy fuera el último día de mi vida ¿Haría lo que voy a hacer hoy?". Cuando la respuesta era "No" por mucho tiempo seguido, se hacía consciente de que algo tenía que cambiar en su vida.

La revista Forbes opina lo mismo: la primera hora del día es fundamental. Citando a Lynn Taylor, un experto en 'workplace' y autor del libro Tame Your Terrible Office Tyrant ("Doma a tu terrible tirano de la oficina"), afirman que lograr un buen control al empezar la mañana es clave para lograr buenos resultados el resto del día. "Si permaneces comprometido con buenos hábitos de trabajo por la mañana, no caerás presa de sentirte improductivo y distraído al final del día o de la semana".

Con sus clásicas listas de consejos, Forbes recomienda 14 cosas para empezar un buen día en el trabajo. Llegar a tiempo, saludar a los colegas, situarse, no ser mal genio, organizar el día, son algunos de los aspectos recomendados. Si quieres puedes leerlo completo en inglés aquí.

Pueden tomar estos cuatro consejos de personas exitosas como una lista a seguir, pero quizás sea mejor elegir uno o combinar dos y probar si funcionan para uno y mejoran la rutina.

¿Alguna técnica que utilicen ustedes? ¿Qué hicieron la primera hora de hoy?.

Fuente: El definido (www.eldefinido.cl)